Verde Rebelde
100% ecológico

¿CÓMO NACE VERDE REBELDE?

De aquí nace Verde Rebelde.

  • Verde porque el cambio tiene necesariamente que ser ecológico y sostenible.
  • Rebelde porque en el mundo globalizado que tenemos hay que rebelarse un poco contra el modelo consumista que nos inunda por todos los lados.


Es necesario que cada uno aportemos nuestro granito de arena en ese cambio que queremos y deseamos. La alimentación ecológica, el consumo local, son solo eso, pequeños granitos que van sumando para provocar ese cambio.

Verde Rebelde nace con esa intención. Aportar en la medida de lo posible un empujón más a un modelo de consumo que entendemos es parte de la solución a la inminente crisis climática y sistémica que padecemos.

Y como los cambios empiezan por uno mismo, aquí estamos dos emprendedores con este sueño de hacer que su trabajo sume en ese cambio global.


¿POR QUÉ AGRICULTURA ECOLÓGICA?

Salud

La agricultura ecológica está libre de pesticidas, fertilizantes de síntesis química usados en la agricultura convencional. Algunos de ellos muy tóxicos y bioacumulativos. Por lo que es mejor evitarlos.
Los alimentos transformados ecológicos, además de no tener estabilizantes, colorantes, conservantes "raros", suelen tener menor contenido en Sal o Azúcar que los convencionales por lo que son más saludables. Con esto último mucho ojo, porque la llegada de las grandes superficies al sector ecológico, hace que esto no siempre sea así. En nuestra tienda encontrarás marcas reconocidas dentro del sector ECO, que están en el sector desde hace años por convicción, no solo por moda o por criterios económicos. 

Libres de OGM (Organismos Genéticamente Modificados)

Para entendernos, sin transgénicos. La agricultura ecológica no los permite, ni siquiera en la alimentación de la ganadería ecológica. Y que no te confundan, no es lo mismo una nueva especie de tomate obtenido por el cruce natural de dos especies, que el meter en el ADN de un tomate un gen de un pez o un alga para que sea más rojo o resista en terrenos salinos... Hay quien quiere defender los transgénicos diciendo que se lleva haciendo desde que se inventó la agricultura...

Olor y sabor

Esto es lo más fácil de comprobar. El ejemplo del tomate que huele y sabe a tomate, es tan tópico como real. Te invito a comparar un tomate de esos de bandeja de cualquier supermercado, con uno de nuestros tomates rosas... Haz una cata a ciegas,... ¡no fallarás!

Valor nutricional

Esto está ligado con lo anterior. Hay estudios que demuestran que los alimentos ecológicos son más nutritivos que los convencionales. Tienen mayor concentración en minerales y vitaminas. La explicación de esto, es que la agricultura ecológica respeta los ciclos naturales del crecimiento de las plantas... Si una lechuga necesita dos meses desde que se planta para estar al 100%, las lechugas convencionales apenas están 30 días... Crecimiento acelerado, pero "sin sustancia".

Medio ambiente

También ligado a lo anterior. La agricultura ecológica, respeta también el suelo y el medio ambiente. No agota los suelos, y se encarga de que estos estén "vivos" con los microorganismos necesarios para que se mantenga una fertilidad óptima. A su vez busca la biodiversidad del entorno, apostando por semillas locales mejor adaptadas, y evitando el uso de pesticidas para el control de plagas que en muchas ocasiones eliminan tanto los insectos "malos" como los "buenos".

Justicia social

La agricultura ecológica tiene en la proximidad uno de sus ejes, lo que revierte en cadenas cortas entre el productor y el consumidor, provocando que el productor tenga un precio justo por su trabajo y no esté sometido a las condiciones injustas en muchos casos de las grandes cadenas de distribución y comercialización. ¿Cuantas veces has visto en las noticias agricultores regalando o tirando cosechas en la carretera para protestar por los bajos precios que les pagan?.